Parque Mediterráneo 968 089 220 | N. Condomina 868 077 197 | P. de Murcia 968082220 info@cottongrill.es

El 23 de julio, Estados Unidos celebra el Día Nacional de Perrito Caliente, la comida callejera más popular del país, nacida hace más de un siglo en el barrio neoyorquino de Brooklyn.

Procedentes de Alemania, donde las salchichas son conocidas como ‘dachshund’ (perro salchicha), este término llegó a Estados Unidos con los emigrantes germanos a mediados del siglo XIX.

El primer «hot dog» se atribuye a uno de ellos, Charles Feltman, que empezó a venderlos en unos carritos de las playas de Coney Island (Brooklyn) en 1867. Su popularidad creció rápidamente, convirtiéndose en una de las especialidades callejeras más demandadas, y en los reyes de los partidos de béisbol, donde se vendían al grito de: «Llévese un ‘dachshund’ caliente».

Fue Thomas Dorgan (1877-1929), uno de los periodistas deportivos que acudían a los partidos, quien acuñó su nuevo nombre.  En una de sus columnas bromeó sobre el éxito del sabroso bocado, bautizándolo como  ‘perro caliente’ . Su artículo fue tan comentado que, desde entonces, el mundo entero sabe lo que es un hot dog.

Nathan Handwerker fue otro de los hombres que contribuyeron a la fama del rico perrito. En 1916 fundó Nathan’s, el emblemático puesto de perritos de atracciones de Coney Island, conocido por su tradicional concurso de comer «hot dogs» en el menor tiempo posible.

En la actualidad no hay prácticamente calle en la ciudad donde no haya un carrito ambulante en el que poder comprar un «hot dog», por lo que saborear uno de ellos se ha convertido en una experiencia culinaria obligada para los turistas que visitan la ciudad.

Más allá de la mostaza o el ketchup, este plato puede ir acompañado de cebolla frita crujiente, pepinillos, queso fundido o bacon, las posibilidades son infinitas…

En Cotton Grill, nuestro Cotton Hot Dog se prepara cuidadosamente para serviros una tierna salchicha a la plancha envuelta en tiras de bacon sobre una cama de huevo frito y cremosa salsa de queso en un tierno bollo de brioche, acompañado de patatas fritas y salsa mayonesa. ¡Delicioso!